Gaspar Melchor de Jovellanos, un paradigma de lectura ilustradaReportar como inadecuado




Gaspar Melchor de Jovellanos, un paradigma de lectura ilustrada - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Sánchez Espinosa

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Gaspar Melchor de Jovellanos, un paradigma de lectura ilustrada por Gabriel Sánchez Esp inosa (Queen’s University Belfast) “Don Gasp ar Melchor de Llanos (pero no Jove, por que dicen que ha usurp ado este distinguido ap ellido), hombre de imaginacion susp icáz, siguió con toda felicidad y aprovechamiento la carrera de sus estudios; mas entregado con teson á la varia lectura de los libros de nueva mala doctrina, y de esta pésima filosofía del dia, hizo tan agigantados progresos, que casi se le p uede tener por uno de los corifeos ó cabezas del p artido de esos que llaman Novatores, de los que, p or desgracia y tal vez castigo comun nuestro, abunda en estos tiemp os nuestra Esp aña, que ántes era un emp orio del catolicismo.
Con estos princip ios consiguió una encantadora retórica y elocuencia, que se funda mas en la verbosidad y ornato de voces y exp resiones, que en la solidéz de argumentos, cap áz de atraer con mucha facilidad á los incautos á sus op iniones, y de la que han usado frecuentemente los que se han sep arado de las máximas sagradas de nuestra adorable religion.”1 De este tenor comienza una delación anónima y secreta contra Jovellanos, desterrado p or segunda vez en Gijón, recibida en Palacio a mediados del año 1800 y rotulada en las alturas con un “reservadísimo á los Reyes Nuestros Señores”.
Su autor fue, sin duda, un sacerdote.
El contexto p olítico en el que se inscribe este documento es el de la ofensiva de la camarilla de Godoy por recup erar el p oder, todavía en manos de Urquijo, con el ap oy o de los sectores clericales más reaccionarios.
Lo que llama p oderosamente la atención en la denuncia, además de la mezquindad de su autor en tachar a su víctima de imp ostora de su noble apellido, es la validez que otorga al lugar común que asocia las nuevas ideas, las ideas de la Ilustración, y sus efectos de cambio social, con la lectura de los nuevos libros.
El denunciante se siente amenazado en su orden social p...






Documentos relacionados