El último día de un reo de muerte por Victor Hugo en la traducción de José García de VillaltaReportar como inadecuado




El último día de un reo de muerte por Victor Hugo en la traducción de José García de Villalta - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Álvarez de la Rosa

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



“El último día de un reo de muerte por Victor Hugo en la traducción de José García de Villalta (1834)” Antonio Álvarez de la Rosa El traductor sitúa, a modo de prólogo, solo las pocas líneas que Hugo publicó en la prime ra e dición de Le dernier jour d’un condamné (1829).
Debió basar su traducción sobre ella, no sobre la de 1832, que incluye un ex te nso pre fa cio e n e l que Hugo lanza un duro ale gato contra la pena de mue rte .
En esta traducción tampoco figura e l epílogo dialogado, incluido en la cuarta edición y titulado Una comedia a propósito de una tragedia.
A través de ella y al buscar la complicidad por medio de la sátira contra los de tractores de su obra y con las armas de la ironía, Hugo consigue que e l le ctor se convie rta en abolicionista o re chace su tesis. Pare ce e vidente que Hugo, a l titular su nove la Le dernier jour d’un condamné, mantiene una cie rta ambigüedad por cuanto que puede tratarse del último día de un condenado a prisión o a gale ras, aunque tambié n, por supuesto, a “mue rte ”. C reo que titularlo como “reo de mue rte ” e s demasiado explícito, sobre todo si tenemos en cuenta que, más allá del prólogo de l autor, la obra com ienza con un sonoro “¡Condenado a mue rte !”. Sin que se trate de ve rdade ras mutilaciones ni añadidos deformadores, e l traductor suprime y agre ga, aquí y allá, algunas palabras.
Por e jemplo, el “que sais-je ” en e l prólogo; “Tenebrosos ensueños”(p.
14), tenebrosos no apare ce en e l original.
En la p.
14: “voz pe rseguidora”, pe rseguidora no figura en el original.
En la 17 suprime “J’aime le soleil” (“Me gusta e l sol”).
En e sta misma página apa re ce “embelesado” que no figura en el original, como tampoco en la siguiente “Ahí fue ra”.
En e l capítulo XXX, en e l original dice “ni un gesto con las manos” y en la traducción “ni una expresión e n e l semblante”. Sorprendente nota (p.
24) para explicar...






Documentos relacionados