El poema Espacio; final e inicio de una poéticaReportar como inadecuado




El poema Espacio; final e inicio de una poética - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Talens

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



El poema Espacio: Final e inicio de una poética i. Decía Eíiot que la tradición no se hereda: se crea.
Tal vez por ello sea conveniente iniciar mi intervención acotando el lugar, no tanto del poema juanramoniano, como de mi lectura de él. Mi lectura parte de una experiencia de lector no inocente, o si se quiere, interesada, ya que uno no busca sino lo que previamente ha encontrado.
Cada generación o grupo generacional —dándole al término una mera función descriptiva: de personas que viven y respiran dentro de una situación general más o menos equivalente— más que reconocer a sus padres, los inventa.
Y en esa invención subyace.
fundamentalmente, la necesidad de justificar un presente. Ya que es obligado ser hijo de alguien, hagamos, al menos, unos padres a medida de nuestra realidad.
Es ésa la razón de que cada época re-lea su pasado, e intente asumirlo en lo que tiene no de fuente sino de origen.
El Juan Ramón construido por la lectura de un poeta de la generación de 1950 ha de ser, en ese sentido, necesariamente distinto del que puede resultar de la lectura de un escrito de mi generación. Sé que esta perspectiva puede ser acusada de parcial.
Asumo, sin embargo, los riesgos de esa parcialidad. 2. Un texto literario no es una presencia sino un lugar desde el que producir sentido.
Quiere esto decir que entiendo que la cuestión del arte (de la poesía en este caso) no es una cuestión de significados (esto es, de códigos), sino de sentido, o lo que es lo mismo de asunción de mensajes sin código, y que, por tanto, la crítica (la lectura) no descubre sino que produce dicho sentido al apropiarse el objeto, no como expresión de un hueco fantasmático llamado autor, sino como articulación de fragmentos de un discurso impersonal en el que el artista apenas si puede inscribir la huella de su impotencia.
Desde esa perspectiva no hablo del poema como comunicación porque el poema no comunica, es decir, no transmite lo que podríamos entender co...






Documentos relacionados