Juan Ramón Jiménez visto por Gabriel CelayaReportar como inadecuado




Juan Ramón Jiménez visto por Gabriel Celaya - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Chicharro Chamorro

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Juan Ramón Jiménez visto por Gabriel Celaya Por múltiples y, en ocasiones, encontradas razones la -inmensa mi noria- de lectores-creadores contemporáneos de poesía han depositado su atención en Juan Ramón y su obra.
Uno de estos lectores-creadores, el poeta y crítico vasco Gabriel Celaya, también se ha aproximado al poeta andaluz.
Así, apenas iniciada su labor de crítico literario en las páginas del desaparecido diario donostiarra La Voz de España, terminando la década de los cuarenta, aparece un artículo suyo sobre el andaluz universal; por otra parte, las referencias al poeta onubense son continuas en otros trabajos suyos no dedicados al análisis de este poeta; y, finalmente, en la poesía del guipuzcoano también se deja ver la presencia de Juan Ramón en un doble sentido: en sentido estricto, esto es, presencia explícita; y, en un sentido más amplio, al proponer Celaya en muchos poemas una poética radicalmente distinta a la sustentada por Juan Ramón e -hijos- (Juan Ramón desempeña necesariamente un importante papel —en -negativo-— como punto de referencia ineludible para conocer lo que Celaya propone como norma de acción poética en las primeras décadas de la postguerra).
Al referirme a esta cuestión aludo no solamente al hecho de dedicarse uno a la -inmensa mayoría- y otro -a la minoría siempre-, sino también a la existencia de dos concepciones antagónicas del fenómeno poético que en buena medida presiden el panorama de la producción poética española contemporánea y a las que me referiré en su momento.
De ahí que los objetivos del presente trabajó apunten más allá de las estrictas siluetas de estas dos personalidades literarias españolas intentando poner al lector sobre la pista de una realidad que sobrepasa, calándolos, a estos dos poetas. Poi; mi parte, debo advertirlo, no pretendo rebasar los límites de lo concreto, ya que es justamente en lo concreto donde existe y puede reconocerse esa realidad cuantitativame...





Documentos relacionados