El teatro de Góngora: imágenes y enigmasReportar como inadecuado




El teatro de Góngora: imágenes y enigmas - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Dolfi

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Laura Dolfi El teatro de Góngora: imágenes y enigmas El enredo de la única comedia acabada de Luis de Góngora, Las firmezas de Isabela, se funda -como es sabido y como el mismo título subraya- en el anhelo del protagonista de comprobar la efectiva constancia de su prometida.
Sin embargo, junto a esta actitud desconfiada, es posible destacar en el mismo personaje otra actitud opuesta que lo lleva a sugerir, y casi a desvelar, a la mujer amada la realidad de sus sentimientos, que muy a menudo esconde bajo la máscara de la indiferencia. Así, utilizando el filtro de la metáfora y de un fingido alter ego femenino, Belisa (que declara ser imagen especular de Isabela: «tan parecida a ti - que te vengo a ver por ella», vv.
1308-1309)1, le confiesa su voluntad de respetar los vínculos que el honor le impone y de aceptar el matrimonio sólo cuando le ofrezca unas garantías suficientes: la honra convirtió mi fe en un pedernal fuerte (vv.
1142-1143) Facilidades tenía [mi mujer] que para mí peste son, impulsos de un corazón con más alas que debía. [.] Sí, [me casaré] haré en estando seguro (vv.
1324-30)2 Estos claros indicios sobre la propia exigencia de «certidumbre» y sobre las motivaciones del propio (aparente) desdén se expresan, pues, a lo largo de la comedia, con una tendencia a la mímesis que el joven irá extendiendo progresivamente del diálogo a la palabra escrita, y hasta a la misma acción.
Tras haber preparado un críptico billete amoroso para Isabela, por ejemplo, no se lo entregará a ella, sino a su vecina Violante, de modo que Isabela -cuando por fin lo tiene entre sus manosdebe antes adivinar quién es su verdadero destinatario y, luego, descifrar su texto más allá del significado que aparentemente declara.
Sólo la obstinación amorosa le permitirá entonces -ante la perplejidad de la fiel Laureta («Si él en tal se mete, - me den ducientos azotes», vv.
1997-98)percibir la ambigüedad del mensaje y la dificultad de interpr...






Documentos relacionados