El problema bibliográfico de la «Primera parte de comedias» de Tirso de MolinaReportar como inadecuado




El problema bibliográfico de la «Primera parte de comedias» de Tirso de Molina - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Moll

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Jaime Moll El problema bibliográfico de la «Primera parte de comedias» de Tirso de Molina I.
Estado de la cuestión Desde el siglo pasado está planteado el problema bibliográfico de la «Primera parte de comedias», de Tirso de Molina, que se mantiene sin resolver hasta nuestros días y que puede resumirse así: ¿existió una edición, la primera, de Madrid, 1626, edición de la que no se conoce, hasta el presente, ejemplar? La última aportación es la del profesor Alan K.
G.
Paterson1, en 1967, discutida en 1973 por la profesora Ruth Lee Kennedy2.
En el primer trabajo citado se resumen los puntos de vista y datos aportados por los anteriores investigadores, por lo que nos limitaremos a exponer la argumentación de A.
K.
G.
Paterson y las objeciones a la misma de R.
L.
Kennedy. Los puntos esenciales defendidos por Paterson son: La edición de Sevilla, 1627, es impresión sevillana, de Francisco de Lyra, como figura en su portada. En el prólogo de la primera edición de los Cigarrales de Toledo, Madrid, 1624, Tirso dice que están «dadas a la emprenta Doze Comedias, primera parte de muchas que quieren ver mundo», y en el prólogo a la Tercera parte, Tortosa, 1634, Lucas de Ávila se refiere a un período de inactividad editora de diez años, coincidente con la afirmación de 1624. La tacañería de la impresión es una prueba de que no es la primera edición de un autor famoso. Las páginas dejadas en blanco, para permitir desglosar las comedias que forman el volumen, indican que es copia de una edición precedente, no preparada para desglosar, pues en caso contrario se hubiese repartido el texto al ajustar las páginas, de manera que no quedasen páginas blancas. La falta de preliminares es una prueba de que la edición sevillana es una edición pirata. Es sorprendente que en Sevilla, centro literario, se dedique el libro a un castellano casi desconocido. Parte de la edición se vendió posteriormente a Pedro Patricio Mey, de Valencia, que cambió la ...






Documentos relacionados