El Inca Garcilaso en los diarios de viaje de Alexander von Humboldt por el TawantinsuyuReportar como inadecuado




El Inca Garcilaso en los diarios de viaje de Alexander von Humboldt por el Tawantinsuyu - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Castro Morales

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Belén Castro Morales El Inca Garcilaso en los diarios de viaje de Alexander von Humboldt por el Tawantinsuyu …no hay más que un mundo, y aunque llamamos Mundo Viejo y Mundo Nuevo, es por haberse descubierto aquél nuevamente para nosotros, y no porque sean dos, sino todo uno. Inca Garcilaso de la Vega, Comentarios reales Si la economía de Europa ya necesita de nosotros, también acabará por necesitarnos la misma inteligencia de Europa. Alfonso Reyes, La inteligencia americana 1.
La ruta andina de Humboldt: un corpus textual disperso El naturalista prusiano Alexander von Humboldt llegó a Licán, en la frontera Norte del antiguo Tawantinsuyu, en junio de 1802, y abandonó el virreinato del Perú el 24 de diciembre del mismo año, rumbo a Guayaquil, Cuba y México.
Esta ruta andina está jalonada por encuentros con una dispersa comunidad científica, con libros, archivos y saberes locales que, sin duda, -como había ocurrido antes en Venezuela y Cuba- transformaban los conocimientos del viajero.
En Bogotá había compartido fructíferas investigaciones con su ilustre huésped, el botánico español José Celestino Mutis, y en Ibarra iba a producirse otro fecundo encuentro con un sabio criollo, Francisco José de Caldas.
En Quito permaneció en la casa del cultivado marqués de Selva Alegre durante seis meses, tiempo que invirtió en realizar estudios fitogeográficos, geológicos y vulcanológicos que cambiarían el rumbo de estas ciencias incipientes; escaló el Pichincha, el Antisana, el Cotopaxi y realizó su gran hito de altura al escalar el Chimborazo casi hasta la cima, lo que le permitió confirmar su naturaleza volcánica. Todo indicaba que el experto botánico Caldas, con una sólida reputación científica, iba a ser invitado a unirse a la expedición de Humboldt, pero este optó por elegir la compañía del joven aristócrata quiteño Carlos de Montúfar y Larrea (1780-1816), el segundo hijo del Marqués de Selva Alegre, cuyos méritos como natu...






Documentos relacionados