El cuento y sus aportaciones al intertexto del lectorReportar como inadecuado




El cuento y sus aportaciones al intertexto del lector - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Mendoza Fillola

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Antonio Mendoza Fillola El cuento y sus aportaciones al intertexto del lector Universidad de Barcelona Justificación En ocasiones, las exploraciones teóricas recogen planteamientos sistematizados de cuestiones que, inadvertidamente, son intuidas en la actividad cotidiana de numerosas personas.
La expresión coloquial no me vengas con cuentos, con la que advenimos a nuestro interlocutor que conocemos, adivinamos o intuimos el tipo de argumentación con la que prevemos va a continuar su actividad comitiva, es una expresión en la que se recoge parte de las supuestos que subyacen a la explicación que sigue. Imaginemos un inicio de relato como el siguiente: «Un rey tenía tres hijos, y como a todos los quería por igual no sabía a cuál de ellos dejar el trono al morir.
Cuando se le acercó la hora de la muerte, los mandó venir ante su lecho y les dijo: -Queridos hijos, he pensado algo que os quiero decir: el más [.] de vosotros me sucederá y será rey». Ante este tipo de planteamiento narrativo, inmediatamente ponemos en acción nuestra capacidad de formular anticipaciones y expectativas; prevemos, con facilidad la trayectoria argumental, en la que, supuestamente habrá alguna prueba a superar por cada uno de los tres hijos, que se desarrollarán una sucesión de acciones paralelas, y que uno de ellos (el menor, tal vez.) muestre ser el más ¿valiente, prudente, sabio.? Con ello hemos activado nuestro intertexto.
Pero, intencionadamente, en la transcripción anterior he dejado en blanco el adjetivo correspondiente, que en el texto de los hermanos Grimm no es otro que la palabra vago.
Puesto que hace referencia a una cualidad negativa, nuestras expectativas ahora requieren una reformulación. Posiblemente, conociendo ese dato, nuestro intertexto se activara de distinto modo, si entre los datos de nuestras lecturas previas, por ejemplo, estuviera el recuerdo del «Enssiemplo de los dos perezosos que querían cassar con una dueña», incluido en el ...






Documentos relacionados