Leandra y AugustaReportar como inadecuado




Leandra y Augusta - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Azorin

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Azorin Leandra y Augusta ¿Qué lección puede darnos Leandra? Hoy, diríamos: ¿cuál es el mensaje de Leandra? ¿Y cuál el de Augusta? Leandra es hermosa, muy hermosa; a más de hermosa, es inteligente, muy inteligente; a más de inteligente, es rica, muy rica.
¿Y cómo con tales prendas no ha de contar con pretendientes Leandra? Los tiene: pero sus padres no se deciden por ninguno.
Y Leandra también espera.
¿Qué será lo que espere Leandra? Está Leandra en la ventana, en su casa de este pueblo manchego; ha retornado de la guerra un mozo que se marchó antaño.
Hay en la plaza un poyo, al pie de un álamo; en ese poyo se sienta Vicente de la Rosa.
(En la edición príncipe del Quijote se dice Rosa y no Rosa, y a ese texto nos atenemos).
Vicente de la Rosa es galán, apuesto, elegante, vistoso.
-Viene -dice Cervantes- de las Italias y de diversas otras partes-.
Podemos asegurar, por lo tanto, que viene de Italia, desde luego; de Francia, de Flandes y de Alemania.
Viene, en suma, de Europa.
Y viene de Europa a ese pueblecito manchego donde, desde su ventana, lo está contemplando Leandra.
Vicente de la Rosa, además de lo dicho, compone versos, tañe con arte una guitarra; es, en fin, algo que no hay por estos contornos.
En la plaza, sentado en el poyo, al pie del álamo, Vicente de la Rosa va contando sus aventuras.
Y poco a poco va influyendo a Leandra, en su ventana, una fuerza secreta y misteriosa.
Al cabo, Leandra y Vicente desaparecen del pueblo; los buscan, y después de tres días, encuentran a Leandra en la cueva de un monte, robadas las joyas que se llevara, e indemne en su cuerpo.
¿Qué es lo que pudiera hechizar en Vicente a Leandra? ¿La novedad? ¿El ser una cosa europea? ¿El venir de lejanas tierras? ¿El ser algo que por aquí no había? Cuando estudiamos las costumbres en Cervantes, nos encontramos con las costumbres de Galdós; Cervantes y Galdós son los dos grandes historiadores de las costumbres en un determinado período de nuestra hi...






Documentos relacionados