La verdadera historia de La bella durmienteReportar como inadecuado




La verdadera historia de La bella durmiente - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Rodríguez Almodóvar

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Antonio Rodríguez Almodóvar La verdadera historia de La bella durmiente El retorno de las vacaciones enfrenta al profesorado con las tareas del nuevo curso.
En nuestro ámbito, con la muy concreta, y decisiva, de diseñar un buen programa de lecturas, que ayude a los alumnos a adquirir, o a fortalecer, el hábito de meterse en los libros.
Primero, por puro placer.
Segundo, por todo lo demás.
En ese combate desigual con las otras acechanzas de nuestro tiempo -que no hay que nombrar-, siempre es bueno asegurarse de que tal o cual libro responde a expectativas seguras.
Y para ello, nada como los clásicos del género.
En su afán por renovar la oferta de estos textos, las editoriales se esfuerzan por hacerlos cada vez más atractivos, más didácticos.
Toda ayuda es poca. Así, nos encontramos con una edición de Jasón y el vellocino de oro, en Akal, con abundante aparato de entretenimientos derivados de la portentosa aventura de los Argonautas.
Un relato mitológico fundamental en la cultura de Occidente, que en la parte referida a Medea tiene su correlato popular en el cuento de Blancaflor, la hija del diablo.
En este sentido, no será ocioso confrontar ambas lecturas, de las que surgirán ricas sugerencias, y no pocas sorpresas.
Con este libro, la editorial aumenta su oferta de historias de semejante cariz: la Guerra de Troya, Ulises, Julio César, Lanzarote, Moisés. En la dirección del diseño como mejora, Edelvives nos trae su colección de clásicos, muy cuidada.
Por ejemplo, los Cuentos de Perrault.
Textos completos, ilustraciones divertidas, y una muy documentada introducción de Mauro Armiño.
El cuento de La bella durmiente del bosque figura con su extraña segunda parte, que algunos editores eliminan imprudentemente.
En ella, por chocantes que parezcan las truculentas acciones derivadas de los celos de una suegra edípica -la madre del Príncipe, que quiere comerse a sus nietos y a continuación a su nuera-, cobra pleno sentido la historia. Pues ...






Documentos relacionados