Otra casa con dos puertasReportar como inadecuado




Otra casa con dos puertas - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: de la Vega

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Ventura de la Vega Otra casa con dos puertas Comedia en tres actos Personas D.
FEDERICO.
- D.
LUIS.
- D.
CASIMIRO.
- D.
LORENZO.
- DOÑA CLARA.
ENRIQUETA.
- DOÑA ISABEL.
- DOÑA INÉS.
- ANTONIA. (La escena es en Madrid: el primer acto en casa de D.
FEDERICO: el segundo y el tercero en la de DOÑA INÉS.) Acto primero El teatro representa un cuarto de pobre aspecto: en el fondo la puerta de la escalera, y a su derecha una alcoba con cortinas.
En el costado derecho una ventana, y delante de ella un caballete con un cuadro; y en primer término una mesa, sobre la cual hay una caja de pistolas, escribanía, papel, fósforos, etc.
En el costado izquierdo un brasero, un biombo, que ocupa gran espacio y oculta un velador; y en primer término una puerta secreta en la pared y medio cubierta con un cuadro.
Otros varios cuadros acá y allá y diversos objetos de pintor. Escena primera CLARA, ENRIQUETA, ISABEL. (Al levantarse el telón, ISABEL está escuchando por la cerradura de la puerta del foro; ENRIQUETA, cerrando el biombo, y CLARA junto al caballete, en el cual ha colgado una capa.
Sobre la mesa hay un ramo de flores.) LAS TRES.
-(Con misterio.) ¡Chit! ENRIQUETA.
-(A media voz.) ¿Es él? ISABEL.
-¡Sí! (Corren hacia la izquierda dirigiéndose al biombo: ISABEL, que se ha detenido un poco, saca del seno un ramo de flores, lo besa furtivamente, y lo deja en la mesa: CLARA la llama por señas; y las tres desaparecen detrás del biombo, que queda cerrado.
Inmediatamente se abre la puerta del foro, y salen por ella FEDERICO, ANTONIA y luego LUIS.) Escena II FEDERICO, ANTONIA.
Luego, LUIS. FEDERICO.
-Gracias, Antonia.
(Aparte incomodado.) ¡Fatuo!.
¡No quererme saludar! Váyase usted, Antonia, y de aquí a un cuarto de hora tráigame usted la cena. ANTONIA.
-¡Calla!., ¿a las cinco de la tarde ya quiere usted cenar? FEDERICO.
-¡Uf!., ¡qué frío está el cuarto!.
Sí: en cuanto anochezca, me acuesto.
¡Ah, diga usted!, ¿no ha venido nadie a buscarme? A...






Documentos relacionados