La primera piedraReportar como inadecuado




La primera piedra - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Mariano de Larra

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Luis Mariano de Larra La primera piedra Drama en tres actos y en verso PERSONAJES ISABEL ELISA RAMONA DON MIGUEL DON EDUARDO DON ENRIQUE UN CRIADO La acción en Madrid: 186. Al Sr.
D.
Juan de la Rosa González Diez y seis años hace, Juan amigo, que se estrecharon por primera vez nuestras manos: yo era un niño y tú eras apenas un hombre.
Desde entonces nuestra amistad se ha conservado incólume a pesar de nuestra vida literaria, la menos a propósito para guardar amigos, y de nuestro carácter independiente el menos apto para adquirirlos.
Esta amistad a prueba de rencillas, de juicios críticos y de quejas del amor propio, existe hoy tan libre, leal y espontánea como el primer día; y en Dios y en mi ánima te juro que no ha de romperse por mí, siquiera escribiera yo los peores dramas del mundo, o tú criticaras los mejores míos con injusticia. Sirva esto de preámbulo a mi carta como en respuesta anticipada a las suposiciones mezquinas que algún amigo bien intencionado podría hacer de la dedicatoria de La Primera piedra, al crítico de La Iberia.
Que yo no mendigo elogios lo saben todos los que no son mis amigos y todos los que con más o menos acierto desempeñan en la prensa los cargos de críticos y de gacetilleros: que tú no eres escritor que tenga en cuenta la amistad para tus juicios, lo saben todos los autores, y así, pues, pocos como nosotros podemos dedicarnos y admitirnos comedias, en la seguridad de que no hay en ello más que una prueba de afecto, y un recuerdo de los muchos que en diez y seis años pueden conservarse. Si yo algún día he podido quejarme de cualquiera opinión tuya respecto a mis obras, a ti ha ido mi queja al mismo tiempo que mi mano, y si tu juicio ha sido equivocado, que de hombres es no ser infalibles, has procurado enmendarte, correspondiendo así con tu buena fe a la buena fe de mi cariño. Explicada así, no para nosotros, que no lo necesitamos, la dedicatoria de La Primera piedra, réstame hablarte dos palabr...






Documentos relacionados