La gaviotaReportar como inadecuado




La gaviota - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Solas

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Pedro J.
Solas La gaviota Comedia infantil en un acto y en verso PERSONAJES DOÑA LEONOR, madre de Aurora. AURORA. LA SEÑORA SOLEDAD, madre de Luisa, Paz e Irene. LUISA. PAZ. IRENE. Acto único Casa modesta con puerta al fondo y otras dos a la derecha.
A la izquierda, en primer término, una mesa, sobre la que hay una urna que encierra la imagen de la Virgen del Mar, alumbrada con dos velas.
En segundo término, también a la izquierda, una ventana practicable.
En el centro, y en primer término, una mesa o velador, con menesteres de costura.
Entiéndase por derecha e izquierda la del espectador. Escena I La SEÑORA SOLEDAD, LUISA, PAZ e IRENE, de rodillas ante la imagen de la Virgen, terminan la plegaria con devoción. SOLEDAD (Acabando el rezo.) «Y escucha nuestra plegaria, Santa Virgen de la Mar.» Amén. (Se santigua y pone en pie.) LUISA, PAZ e IRENEAmén. (Se santiguan y levantan.) (IRENE se acerca a la urna y la contempla en silencio, mientras las tres primeras toman asiento alrededor de la mesa y se disponen a trabajar.) SOLEDADHijas mías, aunque es tanta la ansiedad que nos domina, intentemos5 nuestra labor continuar, a ver si la Virgen Santa aplaca la tempestad y nos devuelve con vida a los que en el golfo están.10 PAZ¡Ay madre! Tiemblan mis dedos, y no sé lo que saldrá. LUISA¡A mí me pasa lo mismo! SOLEDADY a mí me sucede igual. IRENE¡Madre! (Acercándose.) SOLEDAD¿Qué quieres, Irene?15 IRENE¿Quiere usted que vuelva allá? SOLEDAD¡Te vas a poner perdida de agua!. IRENE¡Peor se pondrán nuestro padre y mis hermanos hasta que lleguen acá!20 SOLEDAD¡Si es que llegan!. (Con dolor.) LUISA (Conmovida.) ¡Por Dios, Madre!. PAZ¡Duda usted de la piedad de la Virgen! (Como recriminándola.) SOLEDAD¡No, no dudo! Al contrario, viva está mi fe en la divina estrella25 de los Mares; mas mi afán ¡es tan grande!.
Al fin y al cabo, soy una pobre mortal que ha sufrido tantos duelos, que ni ánimos tiene ya30 para luchar...






Documentos relacionados