PoemasReportar como inadecuado




Poemas - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Poe

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Edgard Allan Poe Poemas 2006 - Reservados todos los derechos Permitido el uso sin fines comerciales Edgard Allan Poe Poemas El Cuervo Cierta noche aciaga, cuando, con la mentecansada, meditaba sobre varios libracos de sabiduría ancestral y asentía, adormecido, de pronto se oyó un rasguido, como si alguien muy suavemente llamara a mi portal. -Es un visitante -me dige-, que está llamando al portal; sólo eso y nada más.- ¡Ah, recuerdo tan claramente aquel desolado diciembre! Cada chispa resplandeciente dejaba un rastro espectral. Yo esperaba ansioso el alba, pues no había hallado calma en mis libros,ni consuelo a la perdida abismal de aquella a quien los ángeles Leonor podrán llamar y aquí nadie nombrará. Cada crujido de las cortinas purpúreas y cetrinas me embargaba de dañinas dudas y mi sobresalto era tal que, para calmarr mi angustia repetí con voz mustia: -No es sino un visitante que ha llegado a mi portal; un tardío visitante esperando en mi portal. Sólo eso y nada más-. Mas de pronto me animé y sin vacilación hablé: -Caballero -dije-, o señora, me tendréis que disculpar pues estaba adormecido cuando oí vuestro rasguido y tan suave había sido vuestro golpe en mi portal que dudé de haberlo oído.-, y abrí de golpe el portal: sólo sombras, nada más. La noche miré de lleno, de temor y dudas pleno, y soñé sueños que nadie osó soñar jamás; pero en este silencio atroz, superior a toda voz, sólo se oyó la palabra -Leonor-, que yo me atreví a susurrar. sí, susurré la palabra -Leonor- y un eco volvióla a nombrar. Sólo eso y nada más. Aunque mi alma ardía por dentro regresé a mis aposentos pero pronto aquel rasguido se escuchó más pertinaz. -Esta vez quien sea que llama ha llamado a mi ventana; veré pues de qué se trata, que misterio habrá detrás. Si mi corazón se aplaca lo podré desentrañar. ¡Es el viento y nada más!-. Mas cuando abrí la persiana se coló por la ventana, agitando el plumaje, un cuervo mu...






Documentos relacionados