Tres incursiones en la filosofía de Gracián - FilosofíaReportar como inadecuado




Tres incursiones en la filosofía de Gracián - Filosofía - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Autor: Ayala, Jorge M.

Lugar: Universidad Autónoma de Madrid

Fecha de publicación: 1995

Detalles: Cuaderno Gris. Época III, 1 (1994-1995): 145-158. (Monográfico: Gracián hoy - Alfonso Moraleja (coord.))

Área: Filosofía





Autor: Ayala, Jorge M.

Fuente: https://repositorio.uam.es


Introducción



Tres incursiones en la filosofia de Gracian JORGE M.
AYALA a) Vivir a lo plhtico Si se analiza la obra de Gracifin con ojos filosoficos, llama inmediatarnente la atenci6n su rechazo de la filosofia especulativa: cciDe que s i n e el saber si no es platico? Y el saber vivir es hoy el verdadero saber, (OM 232).
En el proyecto te6rico de Gracifin se advierte el deseo de sustituir la filosofia especulativa por una filosofia practica: ccNo todo sea especulacion, haya tambien action,, (Ibidem), que el llama cortesana e ingeniosa: ccUn modo de ciencia es este que no lo ensefian 10s libros, ni se aprende en las escuelas; clirsase en 10s teatros del buen gusto y en general, tan singular, de la discreci6nn (D V).
La especulacion es una vision intelectual de la realidad desde el ser, una contemplaci6n del mundo a traves del espejo de nuestra propia mente o conciencia.
La filosofia cortesana e ingeniosa es, por el contrario, una mirada directa sobre lo que nos ocurre en nuestro diario vivir.
En este caso, la fdosofia no descompone la realidad en una idealidad sino que busca el conocimiento fiel, exacto de la realidad en su pura contingencia. El fil6sofo aragones justific6 la conveniencia de re-orientar la filosofia por ese carnino porque pens6 que de esa fonna podia aprehender la vida humana en su puro devenir, pues como el mismo escribio: ccno hay estado sino continua mutabilidad en todo.
0 se crece o se declina, desvariando siempre con tanto variar~(D XVII).
El mundo aparece como un inmenso oximoron; todo en el es inestable, cambiante, fugaz. Este estado de cosas llevt, a unos filosofos a refugiarse en el escepticismo, y otros filosofos hicieron frente a la reahdad introduciendo orden y claridad en el aparente desorden de la vida, valiendose para ello del metodo m& eficaz conocido hasta entonces: el metodo matematico.
Asi, por ejemplo, Descartes, h d a m e n t 6 la verdad en la evidencia, la claridad y la distincibn.
En Descartes el metodo se extiende a todos 10s h b i t o s...






Documentos relacionados