Vol v.16 (nos.727-760): El Mensagero Del Pueblo Reportar como inadecuado




Vol v.16 (nos.727-760): El Mensagero Del Pueblo - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Variant title Mensajero del pueblo


Autor: Escritura De Compraventa De Una Fracción De Terreno Rustico Ubicado Al Norte De La Ciudad De Monclova, Coahuila, Celebrado Entre El Señor José Reye

Fuente: https://archive.org/


Introducción



This book made available by the Internet Archive. EL MENSAJERO DEL PUEBLO la civilización alumbra ya sobre la tierra.
J.
C., sin embargo, abandonó materialmente este mundo.
Abandonará también su conquista para la civilización? Ese sol divino recogerá sus rayos al subir á los cielos? La humanidad para él será la Judea solamente? No hará pasear por todo el ámbito de la tierra la antorcha esplendorosa de su doctrina? No desempeñará mas que el^simple papel de un filósofo ó de un gran génio? Nó, señores: cumpliendo la eterna promesa, envia Apóstoles por toda la haz de la tierra para que lleven su doctrina á todas las gentes y las inicien con el bautismo en la santa Regeneración: “Ite doceteómnes gentes baptizantes eos.” Y funda entóneos ese reino universal sobre la tierra, llamado Iglesia y púsole por límites el Oriente y el Occidente, el Aquilón y el Mediodía.
‘ Era la obra magna del Redentor.
Mas sobre quién funda su Iglesia y á quién dá las llaves de ese reino colosal? Sobre Pedro á quien constituye su primer Vicario y Pontífice universal de la Iglesia.
Hé aquí la misión augusta y sublime del Pontificado, que es la gloria de Pedro y la gloria mas espléndida del catolicismo, el faro luminoso de los hijos de la Cruz, el trofeo mas augusto de la civilización y el honor del género humano. En sesenta generaciones que lleva el mundo de existencia no se han escrito páginas mas hermosas ni se ha contemplado hecho mas glorioso que la Iglesia representada en el Pontificado, pues en ella se ha realizado aquella magnífica alegoría del profeta: “Allá en los últimos tiempos habrá un monte cuyas faldas estarán asentadas sobre las cimas de los demás montes y á él vendrán todas las gentes.”“Erit in novissimisdiebus mons in vértice montium, et fluent ad eum omnes gentes.” Permitidme por tanto, señores, os hable en el dia de Pedro de la Institución del Pontificado: es tan sublime y benéfica que Pedro no necesita ...





Documentos relacionados