Elegías Reportar como inadecuado




Elegías - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

26


Autor: Marquina, Eduardo, 1879-1946

Fuente: https://archive.org/


Introducción



This book made available by the Internet Archive. EN EL PRINCIPIO PRELUDIO Vuelvo á cantar, y me es Resurrección el canto humilde y claro: cada palabra, al despertar en mí, deja un calor sagrado. El tronco seco vuelve á florecer y se llena de ramos: con flores blancas y amarillas echa bendiciones al llano. E.
MARQUINA El alma, triste, vuelve á sonreír en medio del descanso: como agua sobre hierba, el sonreír cae sobre el entusiasmo! Es nueva luz y nuevo germinar en lo interior del ánimo: la dueña joven, que cultiva en mí, se ha gozado en mi campo. Ha venido, curiosa, al despertar, y ha sacudido el árbol; y, como todo el árbol está en flor, todo en aroma el aire ha transformado. Se ha tendido, indulgente, á descansar, y ha dormido en mi campo, y el hueco de su cuerpo al descansar, todo de rosas nuevas se ha llenado. ELEGÍAS 9 Y con el sol, cuando ha tenido sed, ha movido los labios y ha buscado en la roca, y, á su voz, la detenida fuente ha desatado. Se ha convertido la mortal quietud en viviente milagro: á su paso por mí, todo es en mí un despertar de gloriosos cantos. Que ella es mi dueña joven, y yo soy en torno de su casa como un campo; ella cultiva y ríe y duerme en mí: del largo florecer yo no me canso! LA FE DE AMOR El camino era muy largo (fuerzas me daba el amor): llegué al fondo de una cueva: quiso más el corazón. Mi puño hirió el pedernal, que en dos pedazos se abrió: vi las entrañas del mundo: ¡qué larga contemplación! E.
MARQUINA Subí á la cumbre del monte (alas me daba el amor): cuando llegué á lo más alto quiso más el corazón. Abajóseme una nube: sobre ella me tendí yo: se hizo rumor, sopló viento: no me detuve hasta el sol. Llamo á tu espíritu esquivo (tú sabes con qué fervor), y, en martirio doloroso, él calla y suspiro yo. No he de cansarme en la espera, que está á mi lado el amor, llave que me abre los mundos, carro que me lleva al sol. ELLA CUENTA SU AMOR Ella me contaba su sentir oculto. C...





Documentos relacionados