El mundo del vestido en Puebla en el siglo XIX: Confección, comercialización y consumo - Capítulo 3. Consumo del Vestido - Departamento de Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas.Reportar como inadecuado




El mundo del vestido en Puebla en el siglo XIX: Confección, comercialización y consumo - Capítulo 3. Consumo del Vestido - Departamento de Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas. - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

El mundo del vestido en Puebla en el siglo XIX: Confección, comercialización y consumo - Capítulo 3. Consumo del Vestido - Departamento de Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas. - - Licenciatura en Historia. - Escuela de Ciencias Sociales, Artes y Humanidades, - Universidad de las Américas Puebla.

Autor: Paisano Rodríguez, María del Refugio

Fuente: http://catarina.udlap.mx/


Introducción



106 Capítulo 3 Consumo del Vestido En el presente capítulo, los nuevos procesos de confección (esbozados en el capítulo 2) se verán plasmados con la tendencia a una diversificación en productos terminados de consumo. El objetivo particular del capítulo, es ver a través del vestido las representaciones de una práctica social, así como patrones generales de consumo vestimentario y confort entre los años 1835 y 1852. Las fuentes utilizadas en este capítulo además del padrón de 1835 y de la guía de 1852, son inventarios de tiendas de ropa y de mestizas.
Mediante estos se realiza una clasificación y descripción de prendas; nuevas, usadas y empeñadas para reconstruir los diferentes tipos y usos del vestido. 3.1 El vestir como representación de práctica social En primer lugar se intentan ver representaciones de prácticas sociales en el vestido, ya que este como objeto tiene impacto en el surgimiento de comportamientos sociales. Roche plantea que se tiene que ver al vestido como un hecho social global, como un conjunto de objetos a partir de los cuales se puede comprender la realidad social; su entorno material, sus dispositivos económicos, sus jerarquías distintivas, las prácticas comunes y las costumbres personales de los individuos.
Donde el número de piezas vestimentarias poseídas, la novedad de formas y colores, el tipo de textil con el que 107 fueron fabricadas y el grado de uso, son índices de prácticas sociales que pueden o no ser diversificadas. Roche también plantea que se tiene que ver al vestido como un habitus, concepto que Bordieu define como una estructura mental, determinada por las condiciones de existencia, del cual resultan prácticas que a su vez dan lugar a estilos de vida, transmiten el cambio de actitudes y de hábitos.125 En donde todo cambio de este induce transformaciones de la persona y de las cosas que le rodean, juega el rol de indicador de la expansión de la civilización y de las buenas costumbres. El vest...






Documentos relacionados